jueves, 2 de julio de 2009

Un delirio más --- Patético, pero bue...

A ver... ¿cómo plantear lo que estoy pensando?... Es muy simple, en realidad... es una especie de pensamiento, pero mezclado con reflexión y con un toque de orgullo, en el buen sentido, JUSTAMENTE por carecer del mismo a la hora de reconocer mis errores...je! Buen juego de palabras!

A esta altura, como que este blog se convirtió en una especie de Diario Íntimo/Público, por decirlo de alguna manera... Escribo más para ordenar ideas que para comunicar... Pero no es lo que me preocupa.
La cuestión es que me di cuenta de la cantidad de gente que, al no conocerte, cree cualquier cosa que le diga alguien que cree conocerte y dice lo que cree en lugar de lo que sabe, porque lo que sabe no es lo suficientemente "jugoso", quizás... O porque necesita victimizarse o todo lo contrario, en algunos casos... O simplemente porque piensa que lo que cree se acerca más a la realidad que lo que sabe... o porque realmente se cree que sabe...
Algunas personas también lo hacen siguiendo las clásicas líneas hitlerianas del "enemigo único", para acercarse a alguien apelando a los valores que supuestamente se suponen que comparten y que "el otro" está transgrediendo... "Divide y triunfarás", otro histórico concepto que puede definir una situación semejante, para evitar un acercamiento por intereses personales. En fin. Tengo una amiga que sabe mucho más de todo eso que yo, así que no me voy a poner a filosofar sobre estrategias psicológicas que no conozco a fondo...
Como siempre, sigo buscando explicaciones y justificaciones. Miro, pienso y analizo a cada una de las personas que alguna vez me hizo creer algo de otra (y me la comí como las mejores, por cierto!), buscando una intención en esas palabras... También miro, pienso y analizo las ocasiones en que yo misma puedo haberlo hecho y las razones que me llevaron a hacerlo... no son de las más lindas, tengo que asumirlo. Pero lo estúpido, sin lugar a dudas, es cuando lo hacés por repetir algo que te dijeron, creyendo que esa persona tiene fundamentos para decirlo o, simplemente, porque se "amolda" a lo que ves o te demuestra el "injuriado" (por catalogarlo de alguna manera).

Por otra parte, también miro, pienso y analizo, las veces que estuve del otro lado. Las veces que me creí lo que me dijeron de alguien, más por miedo o vagancia que por razones sustanciales, y me alejé sin siquiera esforzarme por tratar de comprobarlo por mí misma... ¡Las oportunidades que debo haber perdido de conocer gente que podría, a lo mejor, haber aportado algo interesante a mi vida!... Y los/las amigos/as que gané cuando hice lo contrario...

Lo más difícil es asumirlo, después de haber actuado de determinada manera, creo. Dejar de lado el orgullo y decir "mirá, loco/a, me equivoqué con vos. Disculpáme porque te pre juzgué en función de algo que me dijeron y me comí como un gil"... Nada fácil (y tengo testigos que pueden explicar de manera MUY gráfica, lo boluda que parezco en esas situaciones... o soy... no sé... bue).
¿Detonantes de este delirio de hoy? Varios... darme cuenta del viaje que me comí por no preguntar y que, afortunadamente, pude revertir... darme cuenta del viaje que se comieron conmigo, por no preguntar, y que, afortunadamente, se pudo revertir...
No se puede juzgar a alguien por experiencias, palabras o creencias de terceros... "Cada relación (de cualquier clase) es un mundo", frase hecha si las hay, pero no encuentro ninguna más aplicable...

lunes, 6 de abril de 2009

¿Será que sí se puede?

Como siempre que escribo, es sólo porque tengo ganas... En realidad, tengo un pensamiento. De esos que uno querría dejar pasar, pero no se deja dejar... Cuando te planteás si todo está en realidad tan mal o si, al final de cuentas, no es tan loco querer volver sobre los propios pasos... sólo para ver qué onda... Si de los errores se aprende... o no? Y de las catástrofes, también...
Entonces, un error + una catástrofe= QUÉ PEDAZO DE APRENDIZAJE! A qué le llamamos catástrofe? A aquellas circusntancias que pueden cambiar el rumbo de un destino, luego de una destrucción... O algo así...
No sé... se podrá? No hablo de volver el tiempo atrás, como si nada hubiera sucedido. Hablo de
rehacer un camino, pero con la experiencia de haberlo recorrido con anterioridad... y saber cuáles piedras debe esquivar, por qué rumbo debe optar... cuáles son los riesgos que se van a presentar... Se podrá? Me sigue dando vueltas en la cabeza... No sé.
Otra idea que se me cruza es si será realmente posible "suspender" los hechos. Esto es, darse cuenta del rumbo que las cosas pueden tomar, pero preferir ponerlas en suspenso por un tiempo, porque uno aún no se siente preparado para enfrentarlas... Entonces, te corrés por un "ratito" del marco y te dedicás a juntar herramientas o experiencias que te vayan a servir... O, por lo menos, te den la tranquilidad suficiente para enfrentar lo inminente... O lo que vos sabés que hubieras elegido si se te hubiera presentado en otro momento de tu vida... ¿Y si, como escribí en un post anterior, se te pasa el tren? ¿Te llegás a preguntar si realmente valió la pena "suspender" las cosas? A veces, ni parás a pensarlo... la vida misma no te da tiempo...
Pero tampoco quiero decir que uno tenga que estar llorando sobre leche derramada, ojo! Todo lo contrario... Sino que, darse cuenta de esas cosas, te permitirá reconocer, en un futuro, cuáles son las oportunidades que se te van presentando... o no?

miércoles, 1 de abril de 2009

Argentina de luto - 31 de marzo de 2009

Desde que me enteré de la noticia, estoy pensando en escribir. No sé qué. Algo. Amerita unas palabras. Pero, como siempre, en estos momentos así, me quedo sin palabras...

Apenas leí "Falleció Alfonsín" se me cruzaron un montón de cosas por la cabeza... mi abuelo, fanático radical, que me llevó vestida de rojo y con apenas 1 año y algo a festejar el triunfo de la democracia, allá por el año ´83, con un apoyo civil de 51,7%... La foto que -por cierto, no sé en dónde está- me saqué con el ex presidente hace algunos varios años, cuando fue a presentar su libro a Resistencia... Los análisis que vengo haciendo respecto de sus pasos y acciones políticas, muchas veces, difíciles de comprender...

Muchos pensamientos y pocas palabras. Lo único que me sigue resonando en la cabeza es que murió un hito de la democracia, más allá de haber sido el primer Presidente luego de la última Dictadura, Raúl Alfonsín era un demócrata en cuerpo y alma - no recuerdo ún discurso en el que no haya hecho referencia a ello.

La verdad... MUY pocas palabras... un dolor inmenso y una gran lección para nuestra generación.

jueves, 26 de febrero de 2009

Ilógico...

"No creo de que podamos continuar

¿para qué? no va más...

y la tormenta trajo al huracán

que se lo llevó todo,

y dejó barro y dejó soledad

pero siempre algo crecerá.

y lo que dices es ilógico

lo haces tan dramático

todo lo vuelves tan caótico

cuando el problema es básico...

creo que esto no va más,

ya lo he intentado todo.

El mismo juego

vuelve a comenzar,

una y otra vez, no va más!

y lo que asusta es la soledad

y volver a ver soles,

pero en la noche siempre hay lugar

para estar y olvidar...

y lo que dices es ilógico

lo haces tan dramático

todo lo vuelves tan caótico

cuando el problema es básico."

Lo más ilógico es que nunca había escuchado detenidamente la letra de esta canción... Nunca me había gustado... Nunca más acertada que ahora... Lo más triste es llegar al punto de darte cuenta de que ya no hay vuelta... que ya no hay chance... Que las cosas podrían haber sido diferentes y que lo que no se hizo, ya no se puede hacer... Y lo que se hizo, ya no se puede borrar...


Triste caída la de darse cuenta de que definitivamente ha llegado el final... Reconocer que no tenés más fuerzas para remar un barco que está plantado en el medio del océano y no está dispuesto a levar el ancla, aunque le cueste la irremediable autodestrucción... Yace neciamente en medio del mar, rodeado de botes vacíos que le brindan una seguridad ficticia... No se trata de su grandeza, sino de la pequeñez de su entorno...

martes, 3 de febrero de 2009

...va por dentro...

¿Alguna vez sentiste que el dolor en tu alma se volvió físico y ni siquiera te salen las lágrimas?

Cada parte de tu cuerpo se estremece como si te estuvieras encogiendo por dentro, sin poder localizar un dolor específico, sino demasiado general... Como si tu corazón estuviera buscando el rincón en donde acurrucarse y alejarse de la realidad... Como si tu alma rompiera en llanto y te aturdiera desde adentro... Como si algo estuviera escapándose y dejando un lugar vacío dentro de tu ser...

No hay inyección, ni jarabe, ni aspirina que te sirva...

Imagen: purohueso.blogdiario.com/img/DOLOR.JPG