lunes, 6 de abril de 2009

¿Será que sí se puede?

Como siempre que escribo, es sólo porque tengo ganas... En realidad, tengo un pensamiento. De esos que uno querría dejar pasar, pero no se deja dejar... Cuando te planteás si todo está en realidad tan mal o si, al final de cuentas, no es tan loco querer volver sobre los propios pasos... sólo para ver qué onda... Si de los errores se aprende... o no? Y de las catástrofes, también...
Entonces, un error + una catástrofe= QUÉ PEDAZO DE APRENDIZAJE! A qué le llamamos catástrofe? A aquellas circusntancias que pueden cambiar el rumbo de un destino, luego de una destrucción... O algo así...
No sé... se podrá? No hablo de volver el tiempo atrás, como si nada hubiera sucedido. Hablo de
rehacer un camino, pero con la experiencia de haberlo recorrido con anterioridad... y saber cuáles piedras debe esquivar, por qué rumbo debe optar... cuáles son los riesgos que se van a presentar... Se podrá? Me sigue dando vueltas en la cabeza... No sé.
Otra idea que se me cruza es si será realmente posible "suspender" los hechos. Esto es, darse cuenta del rumbo que las cosas pueden tomar, pero preferir ponerlas en suspenso por un tiempo, porque uno aún no se siente preparado para enfrentarlas... Entonces, te corrés por un "ratito" del marco y te dedicás a juntar herramientas o experiencias que te vayan a servir... O, por lo menos, te den la tranquilidad suficiente para enfrentar lo inminente... O lo que vos sabés que hubieras elegido si se te hubiera presentado en otro momento de tu vida... ¿Y si, como escribí en un post anterior, se te pasa el tren? ¿Te llegás a preguntar si realmente valió la pena "suspender" las cosas? A veces, ni parás a pensarlo... la vida misma no te da tiempo...
Pero tampoco quiero decir que uno tenga que estar llorando sobre leche derramada, ojo! Todo lo contrario... Sino que, darse cuenta de esas cosas, te permitirá reconocer, en un futuro, cuáles son las oportunidades que se te van presentando... o no?

miércoles, 1 de abril de 2009

Argentina de luto - 31 de marzo de 2009

Desde que me enteré de la noticia, estoy pensando en escribir. No sé qué. Algo. Amerita unas palabras. Pero, como siempre, en estos momentos así, me quedo sin palabras...

Apenas leí "Falleció Alfonsín" se me cruzaron un montón de cosas por la cabeza... mi abuelo, fanático radical, que me llevó vestida de rojo y con apenas 1 año y algo a festejar el triunfo de la democracia, allá por el año ´83, con un apoyo civil de 51,7%... La foto que -por cierto, no sé en dónde está- me saqué con el ex presidente hace algunos varios años, cuando fue a presentar su libro a Resistencia... Los análisis que vengo haciendo respecto de sus pasos y acciones políticas, muchas veces, difíciles de comprender...

Muchos pensamientos y pocas palabras. Lo único que me sigue resonando en la cabeza es que murió un hito de la democracia, más allá de haber sido el primer Presidente luego de la última Dictadura, Raúl Alfonsín era un demócrata en cuerpo y alma - no recuerdo ún discurso en el que no haya hecho referencia a ello.

La verdad... MUY pocas palabras... un dolor inmenso y una gran lección para nuestra generación.